Go to ...

RSS Feed

Separarse de la maldad, una oración


Ayúdanos, Dios, en esta era de decepción apocalíptica a establecer una nueva línea base de moralidad Cristiana para que no más sea admisible echar demonios en un país mientras que los financiamos en otro, porque de qué bien es nuestra justicia para ti, Jesús, si sanamos a personas cada día del año menos uno, el 15 de Abril, el día que financiamos el anti-Cristo sentado en Washington DC y su destrucción sistemática: a) de tu Señorío sobre iglesia, estado, casamiento, la familia, hijos y niños, la escuela, el viajar, y b) la destrucción de personas inocentes; nombremos Iraq, Waco Texas, Gordon Kahl, Hiroshima, Nagasaki, Guantanamo, Roe v. Wade, etc., etc., etc., con sangre inocente hasta la rienda del caballo?

En nuestra apostasía e hipocresía tenemos nuestros pies puestos en dos reinos opuestos, lo que ocasiona una rotura de espíritu y una duplicidad de mente, aprobando lo que condenamos y condenando lo que aprobamos – ambos son una abominación en tu vista, como son también las manos que derramaron esta sangre inocente y las manos de los de nosotros que las financiamos.

Danos el coraje para separarnos de tus enemigos, bajo cualquier disfraz que están operando, y no más tomar parte en sus obras malvadas de oscuridad ni de tener contratos con ellos, sino de exponerlos. Además, si el rey está desnudo y su ley está malvada, como los niñitos de tu Reino, queremos ser los primeros a confesarlo y enfrentarlo, no los últimos, y los primeros a sufrir por la Buena Noticia de tu Reino, no los últimos.

Reconocemos que este concepto de “separarse de la maldad” pone un desafío radical a la cristiandad convencional en este país donde amamos palabras como: “Somos una nación bajo Dios,” y “En Dios nos confiamos,” pero donde nuestros hechos prueban exactamente lo opuesto. Incluso nuestro pan de cada día decimos que proviene de ti en lugar de admitir que lo tenemos por nuestros contratos con el gobierno anti-Cristo.

Confesamos que no estás impresionado con nuestras palabras como somos nosotros, y que poner en acción “separarse de la maldad en toda forma que parezca” arries­gamos de ser echados de las sinagogas y de los círculos de fraternidad Cristiana convencional, y aún podría costarnos la pérdida de todas las cosas como te costó a ti y a muchos otros antes de nosotros. No obstante, con tu ayuda, estamos dispuestos a enfrentar nuestros miedos y a conllevar nuestra cruz de separación como tú llevaste la tuya.

Pablo habló de su cruz de separación de esta manera: “Yo estoy crucificado al mundo y el mundo esta crucificado a mí,” (y Pablo solía usar un traje de trapos) y en otro lugar está escrito: “Vayan a Jesús afuera del campamento llevando su desgracia,” y: “Salgan de entre ellos y sean separados, dice el Señor…,” y también: “Si tu ojo te ofende, arráncalo.”

Como resultado de esta oración y de tu poder transformador obrando en nosotros, que tu Señorío sea fortalecido, lo que sea el costo, que captemos la necesidad de desobedecer leyes malvadas, que seamos inofensivos como palomas y sin mancha del mundo, y que tu voluntad sea hecha aquí abajo como lo es en el Cielo, empezando conmigo.

Amén.

No tengan ningún contrato con el anti-Cristo
y ningún Rey otro que Jesús.

Please follow and like us:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

More Stories From Cristianos son separatistas