Go to ...

RSS Feed

La predicción terrible de Martín Lutero


La primera reforma cristiana (hace 500 años)
Tengo mucho miedo de que las escuelas lleguen a ser los grandes portones del infierno a menos que los maestros cuidadosamente laboren en explicar a los alumnos las Sagradas Escrituras, grabándoselas en los corazones de los jóvenes. Aconsejo que nadie mande a su hijo donde las Escrituras no predominen de manera suprema. Todas instituciones donde los hombres faltan de ocuparse más y más con la Palabra de Dios por cierto llegarán a ser corruptas.
– Martin Luther ca. 1517 A.D.
Boletín
Boletín
Las instalaciones de los gobiernos occidentales
para el adoctrinamiento (“escuelas”)
(orden abecedario del inglés): abortivos; aborto; ausencia de Dios; gestos groseros; palabras groseras; la mentira del ‘Big Bang’; matones; copiar en tareas y exámenes; maestros cristianos son echados; depresión; Drácula; drogas; vacunaciones esforzadas; analfabetismo; sueño insuficiente; envenenamiento por la tele; bajeza de moralidad; desnudez; promiscuidad; rebelión; robos; el tabú de asignar números en serie a todos los niños, incluso a los cristianos; embarazos entre adolescentes; suicidio entre ado¬lescentes; vandalismo; enfermedades de transmisión sexual; violencia; brujería; etc.
(Página dos) 'No hay soluciones'
Los delincuentes más violentos, por su derecho, no pueden ser expulsados de la escuela pero los otros niños, sus víctimas, son compulsados por la ley de asistir. El Director Ricardo Foco de la Escuela No 11 de Pergamino, Argentina, fue dejado en su propia sangre por un delincuente joven y extremamente violente pero el cual no pudo ser expulsado. Esto dijo el Director desde su cama de hospital en una entrevista con la Radio Continental en el 28 septiembre, 2011:
Los maestros tienen miedo por la violencia en las escuelas pero no hay soluciones..
En estas pocas oraciones describí un manicomio hecho por hombres, una vaca sagrada miserable del “Esclarecimiento” que eliminó a Dios y una plaga para gente civilizada.
Please follow and like us:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

More Stories From Reforma cristiana