Go to ...

RSS Feed

Memorándum del 1º Siglo


A: Los líderes cristianos del 21o siglo
De: Los 12 otros discípulos
Fecha: 1o siglo

Tema: el Señorío de Jesús perdido : misterio descifrado

Estimados Hermanos,

Si nuestro bendecido Salvador Jesucristo no ha regresado a la tierra antes del año 2001 d.c., por favor lean esta nota a los Fieles, si efectivamente todavía hay tales individuos en la tierra. Creemos que tenemos una confesión por hacer.

Lamentamos, informarles, Hermanos, que una porción fue suprimida de nuestros relatos de los primeros años de la era Cristiana. Una decisión fue tomada que retiremos un cierto capítulo porque causaba una sublevación en el palacio del Rey Herodes y una protesta por toda la ciudad capital y más allá. Por siguiente, Cesar por si mismo, esperando restablecer la paz al Imperio, nos presentó una oferta atractiva que nosotros, en todo buen juicio, simplemente no pudimos rechazar.

Primero de todo, en nuestras negociaciones Cesar pareció ser atentamente interesado en que todas nuestras familias reciban su marca de autoridad ajena como un gesto inicial de buena voluntad de nuestra parte, pero él inmediatamente compensó ese pedido por ofrecernos ciudadanía en cambio, a nosotros y a nuestros hijos que sean dentro de los límites de casamientos legales, por supuesto. Esto nos soltó de la obligación de pagarle el tributo, lo que es exigido de todos los extranjeros conquistados. ¡Qué bendición! Ahora el Cesar nos ve como sus colegas y no más como si fuéramos extranjeros y sectas hostiles a su Señorío como solía. No perdimos ningún tiempo. Conseguimos su permiso para redecir nuestros compromisos de matrimonio de nuevo, pero esta vez legalmente, en su nombre. A continuación pedimos que todos nuestros clérigos profesionales sean autorizados como oficiales de su autoridad matrimonial. El contestó que . Nos sentimos tan honrados. ¡Qué Dios le bendiga! El Rey Herodes se casó de la misma manera y para nosotros es como ser socios a un club social de élite y codear con la corteza superior de la sociedad.

Pero, antes de olvidarme, esta oferta incluyó una exigencia principal. Al saber que al Cesar le gusta tratar de sus asuntos por contrato comercial, fiel a su naturaleza, nos presentó un contrato imperial por el cual nos dijo que teníamos que comprometernos a 4 promesas:

  1. no más deshonrar públicamente su sumo Señorío sobre la Iglesia, el Estado, la familia e los hijos,
  2. no más enumerar públicamente los pecados del Rey Herodes, especialmente aquellos que tienen que ver con su casamiento con la esposa de su hermano y la matanza de los niños en Belén; cosas a las cuales Jesús se refirió por : “la levadura [el pecado] de Herodes,”
  3. continuar a financiar los escuadrones policiales multi-jurisdiccionales del Rey Herodes, y
  4. sobre todo, no más, ni públicamente, ni de nuestros facistoles, ni por escrito, referirnos a Jesús como el Rey, porque le ofende al Rey Herodes — eso lo pone inmediatamente furioso.

Esas eran sus órdenes, pero tomen en cuenta que como una parte de la oferta nos garantizó la libertad de la religión para predicar, enseñar y practicar nuestras creencias religiosas sin restricción cualquiera en cuanto a Jesús como Salvador, siempre que, por supuesto, que nos quedemos dentro de los límites de la inmobiliaria consagrada, como fue establecida por la Guía Imperial.

Ni qué decir, los pacificadores que somos y ahora los ciudadanos honrados del Imperio, hicimos como se nos mandó, nos pusimos de acuerdo con los términos, firmamos el contrato y entregamos el capítulo en disputa. La paz fue restablecida en el país, y nuestra vida de tribulación se cedió a una Nueva Era de amistad, cooperación, tolerancia y diversidad. Crea o no, a cambio por haber sido buen hombres de negocios y por haber recibido su número voluntariamente, el Cesar nos escribe cada mes a cada uno de nosotros un cheque de jubilación. ¡Alabamos al Señor! Es agradable ser mimados.

Con la Nueva Era la persecución religiosa fue categóricamente prohibida y ahora nadie entre nosotros sufre dificultades, incomodidades ni la más pequeña inconveniencia por Jesús nuestro Salvador bendecido. Hemos aprendido a correr juntos con la sociedad moderna, no en contra, sin embargo teniendo cuidado de evitar el parecer del malo, a obedecer a todas las autoridades terrestres, a vivir en paz con todos, incluso con los enemigos de Dios. También evitamos el enredo con la política Imperial, exactamente como lo dice el Libro Bueno. Desafortunadamente, permanecen todavía unos sectas impenitentes y ellos tienen que ser perseguidos por juicio por sus reuniones no registradas, alojamientos ilegales, sus casamientos lícitos pero no obstante ilegales, extensiones evangelistas no autorizadas, el viajar sin el permiso del Cesar, enseñanzas no autorizadas como, por ejemplo, el derecho a tener privacidad, el derecho a la autodefensa, la presuposición de inocencia de la persona denunciada, gobierno limitado, etc. más numerosas protestas de consciencia que tienen que ver con su lealtad a otro Rey, otro que nuestro Rey Herodes — cosas que para nosotros tienen totalmente el parecer del malvado.

No participamos más con tal gente malvada y contraria como solíamos hace 25 años, pero, al contrario, ayudamos a exponerlos. Nos sentimos aliviados por interés de sus hijos, cuando ellos son sacados y desprogramados por el Servicio a Niños de la Policía del Rey. Los niños pertenecen al Cesar y ésta es una manera que le damos lo que le pertenece. Al proteger sus hijos descuidados seguramente estamos rendiendo un servicio esencial a Dios y estamos fortaleciendo la Nueva Sociedad. Los sectas siempre quieren que se cree que ellos son los reformistas, pero no, somos nosotros los reformistas y ellos son los obstruccionistas.

Volviendo al tema principal, de veras podemos decir que las bendiciones de Abraham son las nuestras, y, como prometió Jesús, vestimos mejor ropa y somos mejor alojados que Salomón podría imaginar. Nuestras nuevas instalaciones son monumentos a la Nueva Era de la Separación entre la Iglesia y el Estado, con terrenos de estacionamiento en pavimento, aire acondicionado, y de interés más espiritual con bautisterios climatizados que sienten como Jacuzzi baños de burbujas, y además, es todo asegurado. ¡Lo pueden creer! Muy confortable, efectivamente, y muy atractivo a nuevos miembros posibles. Por supuesto hacemos todas estas cosas por medio de Cristo quien nos fortalece. Seguramente llegamos a ser un escaparate de fuerza y progreso — desde los princípios muy humildes cuando nos reunimos en hogares privados hasta inmobiliario completamente modernizado y de alta tecnología suficiente para alcanzar el mundo entero, en dentro de solamente 25 años.

Todas nuestras Iglesias son registradas bajo nuestro nuevo nombre es decir: “Los Ministerios Globales Internacionales por todo el Mundo de la Iglesia de Dios Imperial, INC.” [persona jurídica]. Las letras I-N-C fueron agregadas cuando consagramos nuestros inmuebles y recibimos nuestro nuevo nombre conforme con la Guía Imperial, pero nos referimos a ellas como las primeras 3 letras de nuestro nuevo folleto promocional que tiene por título: “¡INCristo!” (sic) [en Cristo, la persona jurídica]. Esto resulta que somos verdaderamente la Primera Iglesia de Dios INCristo [ENCristo, la persona jurídica] porque nuestra Iglesia fue la primera en existir y también la primera para ser un Establecimiento de la autoridad del Cesar. Este último arreglo es la piedra angular de la nueva definición de la Separación entre la Iglesia y el Estado, pero, sopórtenme un poco más, es sabiduría esotérica exclusivamente reservada para lectores autorizados.

En cuanto a nuestro nuevo folleto, estamos actualmente promoviendo nuestra campaña evangelista y orando para que las almas sean juntados por toda “la tierra de los libres y el hogar de los valientes …, ” Uds. entienden que es otra manera de decir “El Imperio del Cesar.” Así que contamos repetidamente la historia de la salvación, pero también anticipamos un milagro especial este año para nuestro programa de construcción, con la meta de agrandar y mejorar nuestros inmuebles para poder atraer gente más influyente y para ofrecerle la recepción de honra que merece. Nos sentimos que nuestra vocación es que nos extendamos hacia los miembros ilustres del Senado Imperial, del Palacio del Rey Herodes y del Sanedrín — tres grupos de pecadores miserables que necesitan ser advertidos a salvarse de esta generación corrupta, y tenemos un paquete lindo para ofrecerles cuando se hacen miembros bautizados. Los siguientes párrafos presentan nuestro folleto:

“La calidad de miembro de nuestra Iglesia embellecerá su resumen profesional, proveerá un foro para que su nombre sea conocido extendidamente y estimado por todos como lo es el nuestro, y Uds. descubrirán que también tenemos reuniones que ofrecen servicios financieros. Ellos tienen lugar en el vestíbulo después de las reuniones religiosas.

Todo ésto es arreglado para atenderles de manera más cómoda. En estas reuniones financieros el Cesar les galardona abiertamente por declararle a él lo que Uds. dieron a Dios secretamente durante las reuniones religiosas. Es mucho mejor que esperar hasta los Cielos para recibir su recompensa, y es todo una parte de realizar negocios buenos y de ser administradores responsables de las bendiciones de Dios.

Estas sesiones son dirigidas por un grupo de consultores de negocios altamente cualificados en derecho de contrato imperial. Los reclutamos para ser parte de nuestro equipo profesional pero lamentamos que ellos fueron miserablemente maltratados en el día en que Jesús les echó del Templo con un látigo. El mensaje de Jesús destaca el perdón, dulzura y misericordia ilimitados y él mismo mandó: ‘¡No juzguen!’ Por eso, honramos estos nuevos colegas y esperamos que se les confiarán sus asuntos financieros más íntimos; lo que es un servicio gratis para adoradores con certificado de miembro en papel a nuestra corporación/ iglesia.

Para nosotros, su libro con título: Un Código de Estrategias visto a Galardones Inmediatos (I.R.S.) [código de Washington DC tratando de impuestos personales] es tan importante durante la semana como es la Biblia los domingos. Además, fíjense por favor en nuestras dos Reglas Doradas de Conducción: ‘Se maneja una Iglesia como un negocio’ y ‘Contribuir a nuestra Iglesia es igual a contribuir a Dios.'”

Ahora, para terminar, tenemos solamente una duda con todo ésto, aunque nuestros miembros de la Junta Directiva no sepan como resolverla de la mejor manera. Estamos de acuerdo que, de hecho, Jesús dijo que regresaría a la Tierra pronto … estamos todos bajo la impresión que quiso decir dentro del transcurso de nuestras vidas … pero estamos fuertemente divididos en si su regreso fuera bajo la condición que el evangelio de su reino sea predicado por toda la Tierra. Permítanme precisar el punto clave : no nos sentimos llamados de Dios para hacer éso no más (¿y por hacerlo perderíamos el progreso duramente elaborado durante 25 años?) No, éso no podemos comprometer. Sería contra nuestra conciencia.

Por esta razón, dirigimos nuestro Memorándum a Uds., los líderes cristianos del 21° siglo. Ya que después de 2,000 años todavía no ha regresado Jesucristo, los pedimos, imploramos y rogamos por las misericordias de Dios que prediquen el evangelio entero en el cual Jesús no es solamente el Salvador pero también el Señor, sin retroceder, cueste lo que cueste por razón de Cristo el R_ _ de R_ _ es. Uds. saben que su segunda venida será el día de nuestra coronación, y trabajamos duramente durante 25 años para ese evento glorioso.

Por último, hermanos, no les sorprenderá en saber que el título del capítulo cedido a los censores fue: No tengan ningún Rey otro que Jesús; temblamos en recordarnos lo que nos enfrentó hace unos 25 años cuando el Rey Herodes movilizó sus máquinas excavadoras y escuadrones de la muerte y se dirigió en nuestra dirección, según informes, para echar por tierra el alojamiento humilde de nuestro diácono donde nos reunimos para orar, y el garaje donde proveíamos enseñanza cristiana cotidiana a nuestros hijos, estudiábamos los manuscritos antiguos y publicamos nuestros relatos de la temprana era cristiana. En las palabras propias del Rey Herodes: “Yo tacharé la herejía de aquellos renegados iligítimos o los tacharé a ellos.” Sabemos ésto porque nos juntamos todos para festejar la Nueva Época después de sellar nuestra amistad con el César. El Rey Herodes pretende que estaba bromeando en parte, pero que estaba en serio para que espante afuera de nosotros una vez por todas la “Jesús es Rey” porquería. Eso logró y ahora reconocemos abiertamente que éramos una secta.

No importa. Le mandamos inmediatamente noticia de nuestra disponibilidad para negociar con el, lo cual, para nosotros fue una manera para vencer lo malo con lo bueno. ¿Cómo podemos estar equivocados cuando se siente correcto y conviene tanto? De todos modos, ahora podemos respirar más livianamente, dejando atrás lo pasado. Pero si Uds. dudan de nuestra sinceridad o quieren predicarnos a nosotros acerca de no tener 2 maestros o acerca de no temer a los hombres o acerca de buscar primero el Reino de Dios o sobre no dar cosas santas a los perros — solamente pónganse a simismos en nuestro lugar y ésta es nuestra confesión: “Tenemos la confianza de que Uds. harían exactamente como hicimos nosotros.”

Por lo tanto, contamos con la dulzura infinita y la misericordia ilimitada de nuestro salvador que no “limpie nuestro Templo” por así decir cuando regrese o tendremos grandes problemas. ¿No sería igual con Uds.? No, en realidad nos sentimos que seremos recompensados y no se hará caso de nuestros pecados por habernos comprometido a no hacer caso de los pe _ _ _ _ s del Rey Herodes, exactamente como enseñó Jesús. Afortunadamente para Herodes, él no es una secta porque, en nuestra opinión, cuando las sectas son bombardeados o echados a tierra por niveladores están simplemente cosechando la ira de nuestro Señor que merecen los renegados.

Cumplimos nuestro propósito. Mandamos nuestras expresiones de amor cristiano firme,

los 12 Apóstatas

Nota del redactor: Se trata de la licencia poética limitada, lo que no puede ser negado.
Nota del autor: Tengan un Salvador, un Señor y no tengan ningún Rey otro que Jesús.
Please follow and like us:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

More Stories From Puntos de referencia y filosofía motivadora