Go to ...

RSS Feed

Una carta al fotógrafo de esta foto


“El Evangelio según Spaulding” (The Gospel Accordion to Spaulding)
[Éste título es un ingenioso juego de palabras en inglés donde la palabra “según” (according to) parece derivarse de la palabra en inglés: “acordeón” (accordion)]

 

"The gospel 'accordion' to Spaulding."

□ South Bend Tribune EE.UU. □ Domingo de Pascua, 1989 □ ENCABEZAMINETO: Gary Spaulding de South Bend, (Indiana, USA, cerca de Chicago) da a los transeúntes una serenata en la esquina de las calles Michigan e Ireland (en el punto más sureño de la ciudad) en el día de la Pascua (día de la resurrección de Jesús, 1989). Usando una cruz como accesorio él difunde la Palabra por interpretar el himno “La cruz vieja, sin fineza.”

Al: Sr. Richard Feingold, fotógrafo del diario “The South Bend Tribune” [Indiana, EE.UU.]

De: Gary Spaulding, antiguamente de Niles [Michigan] y South Bend [Indiana]

Fecha: 20 abril 2014, Domingo de Pascua, es decir el día de la resurrección de Jesús, 2014

Tema: Esta foto sacó el Sr. Feingold hoy hace 25 años; breve actualización

Estimado Richard,

No sé exactamente dónde buscarle después de tantos años pero esta carta es un intento de hacerlo y para otorgarle lo que espero que considerará una actualización interesante aunque breve, la cual estoy simultáneamente subiendo en nuestra página web en la dirección siguiente: Una carta al fotógrafo de esta foto. Espero que se encuentra bien, a Ud. igual como a los suyos.

Mi familia y yo tenemos alojamiento provisorio en un bosque en la Cordillera de los Andes cerca de Bariloche, Argentina. (Si Ud. está actualmente en Sudamérica, por favor visítenos.) Estamos en Sudamérica desde hace casi 10 años, y, central para con nuestra historia, estamos enfrentando actualmente la amenaza de expulsión, como también fuimos amenazados y expulsados de varios paises antes de llegar aquí.

Permítame volvernos a aquel momento, hoy hace 25 años, cuando Ud. sacó la foto de arriba. Sólo un dato podría deducirse de aquella foto: Pertenezco a Jesús quien murió por mi y al cual canto las alabanzas en lugares cercanos y lejanos. Pero, por qué alguien querría hacerme obstáculos? Permítame aclarar esta cuestión más central tan brevemente como posible, la cual está ubicada en el punto más central de mi vida.

Seis años antes del momento de esta foto sufrí seis veces arrestos falsos en las municipalidades de Niles y South Bend por los intereses de Jesús, en el año 1983, empezando con un arresto falso por haber tocado mi acordeón y contado a los alumnos la Buena Noticia de Jesús fuera de las horas de instrucción y desde la vereda exterior en la escuela secundaria de donde egresé llamada “Brandywine High School” en la calle 17 en Niles, Michigan. El último arresto falso de ese año tomó lugar en Riley High School, calle Ewing, South Bend, donde predicaba, como antes, desde la vereda exterior y, como siempre, fuera de las horas de instrucción. He definido que fue en aquel año, 1983, cuando empezó la gran tribulación contra el pueblo de Dios. Yo fui empujado adentro de aquella tribulación con una zambullida. En otra parte el Sr. Gordon Kahl fue asesinado por hacha el 6 de junio de 1983 por impuestos contra la cabeza que los Estadounidenses no deben y los cuales violan la conciencia de un cristiano. Comentario a fondo está disponible en nuestra página web de éste y otros temas críticos sobre la conciencia cristiana y como se la viola en masa en el Mundo Occidental.

No obstante y omitiendo muchos detalles, arrestos falsos y maltratamiento, 3 años después de la fecha de la foto mi esposa, nuestro (en aquel momento) hijito y yo emprendimos un viaje largo de mil seiscientos kilómetros con objetivo de entregar ayuda humanitaria a las familias (para nosotros desconocidas) en el campo de concentración y muerte de Monte Carmel cerca de Waco, Texas. Las familias nunca sabían que nuestra ayuda estaba por venir porque en el día 48 del asedio militar el FBI nos llevó presos a mi y a mi asistente, Olaitan Oyentunbi, quien era también de South Bend en aquella época, y bloqueó nuestro convoy humanitario. Tres días después el FBI incineró a las familias y su recinto, en el día de mala fama del 19 de abril de 1993, es decir ayer hace 21 años, lo que culminó en la destrucción de un grupo entero que se califica como un crimen de guerra y un crimen contra la paz, entre otros. A propósito, una foto de Olaitan y mi nos fue sacada por un fotógrafo de la agencia “Associated Press” (la prensa asociada) en South Bend más tarde en ese verano pero nunca la vi.

Antes de la incineración de esas familias un aviso fue difundido por toda la nación con la esperanza de juntar la milicia definida por la 2ª Enmienda de la U.S. Constitución al rescate de esta gente cuyo mayor “crimen” fue de emplear la autodefensa legítima contra piratas que no la permiten. Desafortunadamente, el periódico “the South Bend Tribune” [con alusión arriba] denegó de publicar ese aviso por pago de mi mano.. La Cruz Roja Americana también negó de ayudar de la manera descrita por su carta corporativa. Organizaciones cristianas de ayuda para siniestrados también violaron sus cartas corporativas y la compasión de Cristo por fijarse en otras cosas sin importancia con 99% de la población estadounidense quienes son inclinados ante los Piratas en el Potomac [nombre del río que corre por Washington, Distrito Federal] y quienes financian sus escuadrones de muerte multifácetos.

Estoy comprometido a escribir una actualización breve aquí así que me abstengo de muchos retos bien merecidos, por ejemplo, contra la maniobra interna de los Piratas de Washington en el fraude y derrumbe de las Torres gemelas y del Edificio Nº 7y los 100 mil iraquies inocentes asesinados siguiente a ese pretexto, entre otros crímenes. Vea el artículo: “Casualties of the Irak War” [Víctimas de la guerra contra Irak] en la enciclopedia Wikipedia. A propósito, el Espíritu Santo me dio un sueño profético de una torre y un avión con estas palabras contadas a mi por un narrador angélico [en inglés]: “Es el fin de la época antes del derrumbe!” Aquel sueño aconteció 10 meses de antemano mientras que Washington, no cabe duda en mi mente, estaba colocando conductores eléctricos en los 3 edificios y “thermite” que derrite acero, preparándolos para la demolición cirújica y la desolación. Aquel sueño también me ayuda mantener mi equilibrio mental.

Lo hacemos obvio ante el mundo que nos inclinamos ante Jesús sólo, nuestro Rey, único Soberano y Señor y que con él estamos poniendo a piratas fuera de servicio. Por eso, con tiempo, la policía de South Bend llegó para justar con nosotros y robar nuestros hijos bajo el pretexto declarado de “salvarlos de padres que habían viajado a Waco.” Cómo nosotros, los Buen Samaritanos del campo de muerte de Waco resultamos demonificados por una nación de gente quienes apoyan y financian los escuadrones de muerte multifácetos de Washington es tan natural como el libro que enfría los huesos escrito de Stanley Milgram con título: “Obediencia a la autoridad” (Obedience to authority) [que describe la voluntad de los estadounidenses de cometer crímenes contra su prójimo bajo mando de autoridad] y es una prueba de la hipocrisía y conciencia abrasada de tales gente.

Afortunadamente, en la madrugada anterior fuimos prevenidos por el Espíritu Santo de este peligro y habíamos dejado nuestra casa (en aquel momento en la ruta “Portage” en el barrio de “German Township”) antes de que llegara la policía en uniforme, precipitada sobre nosotros por So. Kimberly Slaughter [traducido: “Matanza”] de la agencia en South Bend del gestapo internacional de niños. Ella se nos presentó por apellido “Slaughter” pero su tarjeta oficial dice: Kimberly D. Collier; jefa de procedimientos; servicios del bienestar [lea “entre comillas”] del niño; correo electrónico Kcollier@fssa.state.in.us. Cuando la delegación sin fama vestida en azul [color de uniformes de policía tradicionales] llegó en la granja de familia ya habíamos salido para imponernos el exilio preventivo. Este exilio preventivo también fue propiciado para ellos porque tengo una creencia más vieja que la antigua no más en vigor Constitución de jure de los EE.UU. que dice que un hombre de conciencia devuelve tiras ofensivas en defensa de su familia. Un tal derecho y sus responsabilidades correspondientes son antecedentes a gobiernos terrestres aunque tales derechos son “deshechos como en Waco” por piratas en uniformes gubernamentales por todo el mundo mientras que escribo. Estoy procesando información de muchas naciones que es muy triste y trágica, pero creo que no sin remedio, como se lo explicaré.

En aquel momento, el 26 de abril, 2003, nuestra historia emprende un éxodo de los EE.UU. Salimos como se saldría de Sodoma y Gomorra, huyendo a las montañas sin mirar atrás. En el evento de nuestra salida, por milagro, los aduaneros faltaron de pasar nuestros pasaportes por el ojo electrónico del sistema de vigilancia y rastreo lo que nos permitió salir sin ser detectados por el FBI. Aleluya! Abordamos el crucero trans-Atlántico “la Princesa Dorada” [the Golden Princess] desde el puerto de Fort Lauderdale [Florida] rumbo a Barcelona, España. Nuestra destinación elegida fue el país de Andorra. Tal vez Ud. conoce Andorra en las Montañas los Pireneos entre Francia y España. Estábamos buscando la seguridad en Europa donde yo había estudiado en los años anteriores y había aprendido los idiomas principales de ese continente. [Aprendí español en Valencia, España en el año escolar 1971-72.] Estábamos también buscando un país donde no se matan a los bebés no deseados. Ud. entenderá que el significado aquí es el holocausto del aborto y químicas que alcanzan la misma meta.Sin embargo, la policía Andorrana se puso en contacto con el FBI y entonces redactó su notificación de expulsión con estas palabras [en idioma Catalán]: “Uds son una amenaza contra la seguridad de la nación” y nos echó de Andorra sin hacernos ninguna pregunta.

A continuación de ser expulsados de Andorra fuimos expulsados de Francia en medio de amenazas terroristas de echarnos en la cárcel y nuestros hijos en un huerfanato del estado (sic), pero no habíamos cometido ningún crimen, ni por cualquier argumento. Francamente, no cometimos ningún crimen contra nuestro prójimo en absoluto. Al contrario. Entonces fuimos expulsados de Suiza después de presentar nuestro testimonio principal que necesitó 13 horas para explicar en detalle adecuado para entender nuestros temores bien fundados de que nuestros hijos sean robados y nosotros seamos liquidados de la misma manera como en Waco. A nosotros llegó a ser obvio que ninguna nación era dispuesta ni es dispuesta a perjudicar su relación favorable con Washington a favor de plebes como nosotros, así que sufrimos muchas cosas, también en aquellos momentos porque todavía portamos los pasaportes de Washington.

Así que dejamos Suiza y viajamos a la Haya, en los Países Bajos [también llamada la Holanda] para entregar una acusación en justicia de 150 páginas contra Washington al Tribunal de Crímenes de Guerra de la Corte Mundial, citando terrorismo, crímenes de guerra, crímenes contra la paz y delitos. Intentamos entregarla de mano directamente en la Haya, pero ya que el juego está manipulado a favor de Washington la acusación fue calificada como “irrecibible,” así que la mandamos a ellos y a seis otros personajes por correo terrestre incluyendo al embajador de EE.UU. para asuntos de crímenes de guerra Pierre Prosper, más tarde a Stephen Rapp, ambos en Washington, Distrito Federal, y al diputado Chris Chocola y más tarde a Joe Donnely, ambos en South Bend. En todos los casos de acusaciones contra Washington fueron con la esperanza de establecer un alto fuego para con sus crímenes. Hasta ahora las esfuerzas son sin fruta alguna.

Más recién, los escuadrones de muerte por aviones robóticos del Sr. Obama están llevando a cabo asesinos extra juicios contra ciudadanos EE.UU. y extranjeros y la tendencia hacia máquinas militares robóticas está en aumento. Tal vez Ud. sabe de los destructores robóticos de tanques llamados “Striker” [Golpeador], y otros. Nosotros abiertamente condenamos la escalada militar robótica, como se anticiparía. Escuadrones de muerte robóticos también están proliferándose. Vea, si le gusta, el artículo publicado en francés en el diario “La Liberté” de Friburgo, Suiza: “Les futurs drones pourraient être armés” [Los drones en el futuro podrían llevar armas], del 3 de mayo 2013, página 8. Efectivamente dentro de este período corto de tiempo trascurrido tales drones llevan armas, son peligrosos, están fuera de control y están proliferándose.

Mientras que estábamos en los Países Bajos nos avisaron personajes conectados con las instalaciones para procesar los solicitantes de asilo político que a los individuos portando pasaportes de Washington no se permite otorgarles el estado de asilo político porque: “George Bush no lo permite.” (Desde entonces divorciamos a Washington y portamos exclusivamente pasaportes cristianos.) Antes de dejar Amsterdam nos entrevistó y fotografió el Sr. Hans Van Der Beek del diario “Het Parool.” el 18 de marzo, 2004

Desde Holanda intentamos cruzar Inglaterra para alcanzar Irlanda con la esperanza de recibir la bienvenida allá, pero ambos países nos bloquearon. Un oficial de la aduana británica en Hoek von Holland declaró: “¡Es una respuesta política, pero la respuesta es no!” Omitiendo detalles, en Cherburgo, Francia nos fue entregado un mandato exigiendo que salgamos de Francia inmediatamente y que regresemos a Suiza, lo que hicimos. Una vez de vuelta en Suiza la policía suiza de las fronteras redactó los documentos de nuestra expulsión con 5 años de vigor No obstante, por medio de milagros más numerosos que se pueda contar en este reportaje breve, de alguna manera pudimos abordar un avión jumbo en Frankfurto [Alemania] y emprender nuestro éxodo hacia Suramérica. Tome en cuenta en este relato que ¡no tenemos una cuenta bancaria desde hace más de 20 años!

Nuestra hija menor nació también en Suiza aquel verano. Central de este relato es el hecho de los crímenes de Washington contra mucha gente. En el caso de Ciela, nuestra recién nacida en ese momento, pagamos su pasaporte y todavía tenemos el ticket pero el pasaporte fue retenido de nosotros por fraude, es decir de Mama Vickie, mi esposa. Fue ella quien trató con el oficial, Sr. Christopher Derrick en la embajada EE.UU. en Berna, Suiza. El Sr. Derrick aún exigió que le mandemos documentos por correo registrado, lo cual hicimos, pero ¡él rehusó de recibir aquella encomienda y la tenemos no abierta hasta el día de hoy! A pesar de eso nos encontramos capaces de pasar a travéz de aeropuertos internacionales y de cruzar fronteras internacionales sin tener un pasaporte para Ciela. Sí, es increíble. ¡Aleluya! Ciela tiene casi 10 años y ahora tiene su propio pasaporte cristiano. Aquella nube tuvo un borde dorado, ¿no le parece? Antes de dejar Suiza nos entrevistó y fotografió la Stephanie Schroetter del diario “La Liberté” en Friburgo el 10 de julio, 2004..

Omitiendo montones de detalles pertinentes, llegamos en Argentina en noviembre de 2004 hace casi 10 años. Los comisarios de asilo político en Buenos Aires falsificaron nuestro testimonio principal y el gobierno nos pinta como si fuéramos criminales especialmente relacionado con dos hechos primarios: 1) Otorgamos la escolarización cristiana en casa a nuestros hijos gratis, lo que es su derecho, y 2) Portamos pasaportes cristianos, también gratis, los cuales son símbolos de nuestra ciudadanía celestial comprada gracias a la muerte de Jesús y su resurrección para ascender al trono sobre su nación, lo que estamos festejando hoy. El apóstol Pedro anunció esta Buena Noticia al mundo el día del Pentecostés hace casi 2.000 años, vea: los Hechos de los Apóstoles 2,30+31+36

Durante estos casi 10 años el gobierno argentino nos llama mentirosos, nos amenazó de expulsión, nos denunció como criminales, nos mandó la policía para amenazarnos, nos mandó el embajador EE.UU. Joshua Finch http://argentina.usembassy.gov para reforzar sus amenazas, prendió fuego al bosque para quemarnos lejos después del cual nos robó, y, la semana pasada nos mandó la policía gestapo de niños para intimidarnos como sólo ellos pueden hacer, pero no somos fáciles de intimidar. Dios sabe que vivimos por él. Sólo él sabe si debemos también morir por él como murieron miles de los Primeros Cristianos antes de que empezara la Gran Apostasía que comenzó durante el domino del Emperador Constantino en el año 321.

Interrumpiendo esta diatriba y mirando brevemente al futuro, estoy preparándome para pronunciar un discurso en seis idiomas en una cumbre mundial de la espiritualidad basada en los cielos que tendrá lugar en 3 años en Wittenberg, Alemania, el 31 de octubre, 2017. El evento anticipado es el festejo del 500º aniversario desde el comienzo de la primera reforma cristiana. Mi discurso ya está preparado y está disponible por internet en francés, español, alemán e inglés bajo el título [en español]: “El compañero del pasaporte cristiano,” y con el título secundario: “Un folleto apocalíptico.”  Este discurso ayuda a la gente a entender que los cristianos no más pueden buscar entre las naciones anti-Cristo del mundo para encontrar la esperanza, sino debemos divorciarlas y refugiarnos en la nación cristiana, especial y santa bajo la suma jefatura del Rey Jesús sólo. Este es el remedio de Dios para su pueblo en un mundo vuelto loco.

In closing, whether i will have to deliver that speech from a concentration camp or from my grave, only God knows. I place myself at his disposal.

En conclusión, si tendré que pronunciar ese discurso de un campo de concentración o de mi sepulcro, sólo Dios lo sabe. Me entrego a su disponibilidad. Lo que sea, si esta carta le encuentra a Ud., Richard, no olvide de escribirme y que Dios lo bendiga!

Atentamente: Gary, Vickie y cinco hijos.                              ##

 

 

Please follow and like us:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

More Stories From Nuestra huida de los EE.UU.